Cuando se plantea la reforma de una cocina, cambiar el suelo es uno de los temas que cobra mayor protagonismo debido a su gran peso en la reforma. El suelo de la cocina es uno de los elementos estéticos y funcionales que más resaltan y complementan la línea estética de la cocina. Según el material que se elija, necesitará una serie de tratamientos y cuidados específicos para que no se deteriore.

Pero la mayoría de clientes no tienen claro qué tipo de suelo poner, cómo sería la obra, los precios que tiene cada material, la necesidad de contratar a una empresa especializada y otras muchas cuestiones. Por ello, hemos elaborado una guía para orientarte a la hora de elegir el suelo de tu cocina.

¡Comencemos!

Recomendaciones para cambiar el suelo de la cocina

A continuación te mostramos las características, los pros y los contras de los 5 materiales más utilizados para cambiar el suelo de la cocina. Ten en cuenta toda la información y pídenos una cita previa si quieres cambiar el suelo de tu cocina.

Suelo de gres porcelánico

El suelo de gres porcelánico es el material que siempre recomendamos a nuestros clientes. Se trata de una arcilla muy compacta, dura, sin porosidad e impermeable, por lo que se hace ideal para instalarlo en la cocina.

Cambiar suelo de gres

Pros del suelo de gres

  • Se puede utilizar para elaborar imitaciones a otros materiales, como por ejemplo la imitación a madera.
  • No tiene puntos frágiles en su estructura.
  • Se adapta a cualquier espacio.
  • Multitud de colores disponibles.
  • Muy fácil de limpiar. Aquí tienes un artículo de unos expertos en limpieza de suelos en el que se explica cómo limpiar el suelo de gres.

Contras del suelo de gres

  • Precio más elevado que otros materiales.
  • Cuando se trata de cocinas muy amplias, se complica el ajuste de los acabados.

Suelo de pasta roja

Se trata de un revestimiento cerámico, el cual se compone generalmente con arcillas valencianas, la cual es una de las mejores de todo el mundo para estas composiciones.

La pasta roja es ideal para su uso en interiores, ya que se fabrica en formatos pequeños y medianos y apenas absorbe agua. En cuanto a sus posibles aplicaciones, permite diferentes tipos de acabado, como pueden ser los biselados de los cantos y la cantidad de colores que pueden reproducir.

Pros de la pasta roja

  • Precio económico.
  • Producto de origen nacional.
  • Posibilidad de elegir el color que se desee.

Contras de la pasta roja

  • Material algo poroso.
  • No se recomienda para exteriores debido a los cambios de temperatura.

Suelo de pasta blanca

Al igual que la pasta roja, se trata de un revestimiento cerámico, pero su principal diferencia radica en el tipo de arcillas que se emplean para su composición. Mientras que la pasta roja utiliza arcillas valencianas, la pasta blanca emplea arcillas importadas de otros países como Turquía. Esta arcilla importada aumenta los costes de producción, haciéndola más cara para el consumidor final.

Pros de la pasta blanca

  • Posibilidad de usarse en grandes formatos.
  • Buenas terminaciones en los esmaltes.
  • Posibilidad de rectificado como el porcelánico.

Contras de la pasta blanca

  • El precio es más elevado.

Suelos laminados

Cambiar el suelo de la cocina por un suelo laminado es una opción con la que se apuesta por un suelo de calidad y muy atractivo, el cual ofrece multitud de posibilidades de diseño a la par que garantiza un suelo resistente a la humedad y a otros productos nocivos para otros materiales.

Una de las principales ventajas de los suelos laminados es su escaso impacto ambiental, ya que se utiliza madera de bosques gestionados de forma sostenible, de manera que se reduzcan emisiones de gases y se realice una extracción sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Suelo laminado para cocinas

Pros de los suelos laminados

  • Resistencia a la humedad.
  • Multitud de opciones de diseño, como efectos madera u hormigón.
  • Materiales naturales.
  • No requiere de obra para su instalación.
  • Se puede cambiar fácilmente.

Contras de los suelos laminados

  • Se debe elegir la mejor versión para su uso en zonas húmedas para evitar el daño de las humedades.
  • Se puede dañar por el peso de los muebles.

Suelos de vinilo

El último material que recomendamos para cambiar el suelo de la cocina es el vinilo. Se trata de un revestimiento de plástico que se recomienda utilizar en zonas que necesiten de limpieza constante, como pueden ser las cocinas

Sus principales características son la resistencia a la abrasión, la impermeabilidad de la superficie sobre la que se colocan y la facilidad con la que se pueden limpiar.

Cambiar suelo de cocina de vinilo

Pros de los suelos de vinilo

  • No le afecta el agua.
  • Colocación sin obra.
  • Multitud de opciones de diseño y colores.

Contras de los suelos de vinilo

  • Se debe colocar en superficies uniformes.
  • No pueden existir juntas en la superficie a colocar.

¿Te ha resultado útil este listado con los mejores materiales para cambiar el suelo de tu cocina? En EVACOCINA queremos ayudarte a elegir siempre los mejores materiales y alternativas para tu cocina.

Cambia el suelo de tu cocina con EVACOCINA

Si tienes pensado realizar el cambio de tu suelo en Málaga provincia o hacer una reforma integral de la cocina, ponte en contacto con nosotros, pide una cita previa y te daremos un presupuesto para que hagas realidad la cocina de tus sueños.

Durante nuestros más de 40 años de experiencias en el sector hemos realizado todo tipo de proyectos de cambios de suelo, desde reformas integrales hasta el cambio del suelo únicamente y la venta de los materiales para nuestros consumidores.

En EVACOCINA ponemos a tu disposición nuestros servicios de reformas integrales y la opción de cambiar únicamente el suelo de la cocina. Puedes ponerte en contacto con nosotros y concertar una cita para valorar tu proyecto.

¡Haz clic para puntuarlo!
(Votos: 3 Promedio: 5)