El suelo del baño y de la cocina es un elemento funcional y decorativo de nuestra vivienda, ya que será la superficie sobre la que coloquemos todos los elementos decorativos, pero también se trata de uno de los elementos que aporta mayor personalidad a la estancia.

Por ello, elegir el tipo de suelo para el baño y para la cocina, ya sea desde un primer momento, o para una reforma, es una tarea muy importante, que debes meditar bien y valorar diferentes alternativas.

En nuestro artículo sobre materiales para cambiar el suelo de la cocina ya te expusimos 5 magníficas opciones, pero en este artículo queremos mostrarte una opción más que puedes elegir para cambiar el suelo tanto del baño como de la cocina.

En este caso se trata del suelo de microcemento, un gran desconocido para la mayoría, pero se trata de un material fascinante, con numerosas aplicaciones para el baño y para la cocina.

¿Preparados para conocer un poco más sobre el suelo de microcemento? ¡Vamos!

¿Qué es el suelo de microcemento?

El microcemento es un revestimiento de resinas poliméricas, áridos de grano muy pequeño y elementos cementosos que se aplica de forma continua y en diversas capas, pero únicamente cuenta con un espesor de entre 2 y 4 milímetros.

El microcemento crea una superficie muy resistente a todo tipo de arañazos e impactos. Pero además, tolera muy bien tanto la humedad como el calor. Por ello, este material es ideal para suelos de cocinas y baños.

A pesar de que no es un material nuevo, ni mucho menos, está viviendo una época de auge en su uso, especialmente en cuanto a reformas, ya que los clientes buscan suelos resistentes y con grandes posibilidades de diseño.

¿Dónde se puede instalar el suelo de microcemento?

Tal y como te exponemos en el título de artículo, el suelo de microcemento se puede instalar, de manera preferente, en baños y cocinas, aunque también se puede instalar en cualquier parte de la vivienda, gracias a su resistencia y versatilidad.

A continuación te exponemos por qué está especialmente indicado para los suelos, y otras partes, de los cuartos de baño y de las cocinas:

Suelo de microcemento para baños

Cuando te decimos que el microcemento destaca, entre otros factores, por su versatilidad, créenos que no mentimos. Si decides aplicarlo en tu baño, puedes aplicarlo en el suelo, en las paredes, en el techo del cuarto de baño e, incluso, en la propia bañera o en el plato de ducha.

Suelo de microcemento para baños

En los últimos años, el suelo de microcemento es toda una tendencia para los cuartos de baño, esto se debe a que se trata de un material:

  • Antideslizante.
  • Resistente.
  • Impermeable.
  • Con fácil mantenimiento.

Suelo de microcemento para la cocina

La cocina es el otro gran campo de aplicación del microcemento, esto se debe a su resistencia, impermeabilidad, facilidad de mantenimiento y a su flexibilidad.

La aplicación del suelo de microcemento es válida tanto para cocinas nuevas como para reformas integrales de las mismas, así como para las paredes e, incluso, el techo de la propia cocina.

Suelo de microcemento para la cocina

En cuanto al estilo y a la personalidad que puede otorgar a tu cocina, por norma general aportará un toque industrial a la cocina, especialmente si se decide combinarlo con tuberías vistas y grifos de estilo industrial.

Además, esta opción es ideal para aquellos que desean una cocina de aspecto sencillo.

¿Qué ventajas, e inconvenientes, tienen los suelos de microcemento?

Además de la resistencia y la tolerancia al calor y a la humedad que te comentamos anteriormente, los suelos de microcemento tienenlas siguientes características:

  • Dispone de un gran abanico de posibilidades para la personalización.
  • No precisa de juntas de dilatación.
  • Suelo continuo, es decir, sin separaciones ni juntas.
  • Se puede aplicar en interior como en exterior.
  • Mantenimiento sencillo y económico.
  • Se puede aplicar sobre otros pavimentos, haciendo que su instalación sea más económica.

Mantenimiento de los suelos de microcemento

Por otra parte, el suelo de microcemento, como todos los materiales disponibles para suelos de cocina y baños, cuenta con una serie de inconvenientes, entre los que destacan:

  • Posible pérdida de brillo con el paso del tiempo.
  • Material con poca porosidad.
  • Posible aparición de grietas.
  • Se precisa de mano de obra cualificada para su instalación.
  • Complicado proceso de reparación de grietas y fisuras.

¿Qué colores se pueden utilizar para los suelos de microcemento?

No se debe confundir microcemento con colores grises y apagados, de hecho, es todo lo contrario. Otro factor que ha favorecido su proliferación y crecimiento durante estos últimos años es la gran variedad de colores en los que puede aplicarse.

Aunque el gris o el blanco sean los colores más utilizados cuando se aplica microcemento, tanto en los baños como en las cocinas, la gama cromática que puede aplicarse con este material es de las más amplias del mercado.

Sea cual sea tu gusto, o la nueva idea que tienes para tu cocina o baño, el microcemento es una magnífica opción para decantarse por ella.

Para su instalación, te recomendamos que confíes en profesionales de la reforma de cocina. En EVACOCINA hemos realizado numerosas reformas, tanto en baños como en cocinas, utilizando este material.

Si estás interesado en reformar tu vivienda y el microcemento es tu elección, pide una cita previa para acudir a nuestro estudio de Málaga, allí estudiaremos tu proyecto y te daremos un presupuesto detallado para hacer realidad la cocina y el baño de tus sueños.

¡Haz clic para puntuarlo!
(Votos: 3 Promedio: 5)