Todos sabemos que los electrodomésticos tienen distintos consumos energéticos, también que unos contaminan más que otros, tanto en su fabricación como en su uso, y que disponen de programas diferentes que afectan a dicho consumo y contaminación. En este contexto, la clasificación energética es la encargada de informar al consumidor de estos aspectos mediante el uso de etiquetas energéticas.

De esta manera se pretende que los consumidores sean capaces de identificar fácilmente el consumo energético que tendrán sus electrodomésticos, es decir, con este etiquetado serán capaces de saber qué electrodomésticos consumen menos energía ofreciendo las mismas prestaciones que otros.

Esta clasificación energética, regulada desde la Unión Europea, ha sufrido una modificación importante desde el 1 de marzo de 2021, con el objetivo de ser más exigente y, a su vez, simplificar su escala. A continuación te mostramos toda la información relativa a la clasificación energética que debes tener en cuenta para tus electrodomésticos.

¿Preparado para ahorrar en tu consumo energético? ¡Empecemos!

Qué es la etiqueta de eficiencia energética de los electrodomésticos

A no ser que hayas comprado un electrodoméstico en marzo de 2021 en adelante, los aparatos que tienes en tu casa, ya sean frigoríficos o lavadoras, vienen con una etiqueta blanca en la que se muestra su eficiencia en una escala desde A+++ hasta D. Junto a esta escala se encuentra una marca que indica el nivel de eficiencia energética de ese electrodoméstico. Cuanto más se acerque a A+++, más eficiente es el electrodoméstico, y cuanto más se acerque a D, menos eficiente es. Al menos, así ha sido hasta ahora.

Además de esta información, en la etiqueta de eficiencia energética de electrodomésticos se podían encontrar más datos: fabricante, modelo de electrodoméstico, capacidad, decibelios que emite, etc.

Pero, tal y como te estamos contando, esta etiqueta de eficiencia energética ya es pasado.

Con este nuevo etiquetado, la UE busca, por un lado, aumentar las exigencias para conseguir el etiquetado A y, por otro lado, facilitar al consumidor su comprensión al simplificar la información.

Qué es la etiqueta eficiencia energética de electrodomésticos

Nuevo certificado energético de electrodomésticos

Desde su creación en 1994, la clasificación energética europea no ha parado de cambiar y actualizarse a los cambios tecnológicos.

Pero, ¿en qué ha cambiado este 2021? La nueva legislación europea, es decir, el nuevo certificado o etiquetado energético de electrodomésticos elimina y simplifica las clases, creando una nueva escala, partiendo desde A (electrodomésticos más eficientes) hasta G (electrodomésticos menos eficientes).

Antiguo etiquetado vs nuevo etiquetado

Imagen de OCU

Con este cambio se simplifica mucho la identificación de la eficiencia energética de los electrodomésticos. Pero esto no es todo, el nuevo etiquetado incorpora mejoras en los pictogramas que indican capacidad de carga, tiempo de uso, consumo de agua, clase de eficiencia energética y emisión de ruidos.

Por último, este nuevo certificado energético de electrodomésticos incluye un código QR, con el que el consumidor podrá acceder a toda la información disponible del electrodoméstico.

Reestructuración más eficiente: Adiós a la clase A+++

El nuevo etiquetado elimina las clases A+++, A++ y A+. Esto se debe a que generaban mucha confusión entre los consumidores, los cuales no eran capaces de identificar claramente las ventajas que existían entre dichas etiquetas.

Además, al aumentar las exigencias, la vieja clase A+++ (máxima puntuación anterior) pasa a ser la nueva clase B. Esto ha provocado que a día de hoy, ningún electrodoméstico cumpla con todas las exigencias de clase A. Habrá que esperar algún tiempo hasta que las marcas comiencen a producir electrodomésticos de esta clase.

A continuación te mostramos las equivalencias entre el antiguo etiquetado y el nuevo:

Tabla de equivalencias del antiguo y del nuevo etiquetado energético

Electrodomésticos con la nueva etiqueta A

Tal y como hemos comentado anteriormente, los electrodomésticos actuales no cuentan con los requisitos, en términos de eficiencia energética, para alcanzar la nueva etiqueta energética A.

Se espera que en los próximos años, gracias a los avances tecnológicos, aparezcan en nuevos electrodomésticos que cumplan con las exigencias de este etiquetado.

Síguenos en nuestras redes sociales, ahí te informaremos de la llegada y disponibilidad de estos electrodomésticos con etiqueta A.

Clase energética para electrodomésticos

Los electrodomésticos son los aparatos responsables de gran parte de la factura eléctrica de cualquier domicilio. A pesar de ello, pocos consumidores están mentalizados del ahorro que supone una cocina eficiente, con electrodomésticos de etiqueta C, B o A.

Por ejemplo, según el nuevo etiquetado, un lavavajillas de clase B de Teka consume en torno a 217kW/año, mientras que uno de clase D consume unos 490kW/año.

¿Qué aparatos deben llevarlo obligatoriamente?

El nuevo etiquetado no tiene una incorporación inmediata a todos los electrodomésticos y equipos eléctricos. Durante 2021 y 2022 se incorporará a más productos.

  • Desde marzo de 2021, el nuevo etiquetado es obligatorio para lavavajillas, lavadoras, lavasecadoras, frigoríficos, pantallas y monitores.
  • A partir de septiembre de este mismo año, el etiquetado será obligatorio para lámparas y bombillas.
  • Mientras que durante el año 2022 se espera que se implante para aires acondicionados y secadoras.

Esperamos que este post te sirva de ayuda para elegir los electrodomésticos más eficientes gracias a la nueva clasificación energética y al nuevo etiquetado. Es muy probable que te surjan dudas cuando veas estas nuevas etiquetas, puedes ponerte en contacto con EVACOCINA, te aclararemos tus dudas y te recomendaremos la mejor opción para tu hogar.

¡Haz clic para puntuarlo!
(Votos: 3 Promedio: 5)